Una nueva forma de financiar tu proyecto

La palabra Crowdfunding ya lleva más de dos años, apareciendo constantemente en todas partes y se han visto increíbles resultados.  El crowdfunding, se basa en la cooperación colectiva de personas que aportan económicamente, a través de Internet, a proyectos e ideas de otros. Es solidario, pero siempre se obtiene algo a cambio. En las plataformas de Crowdfunding, los dueños de los proyectos, ofrecen recompensas de acuerdo a la cantidad del aporte. Éstas pueden ser creativas o en forma de productos. Todo dependerá del propósito de la iniciativa.

Cualquier idea, proyecto o negocio, tiene un espacio en el crowdfunding. Pueden ser artistas buscando apoyo de sus seguidores, campañas políticas, financiación para el nacimiento de compañías o productos tecnológicos, entre muchas otras opciones. Lo importante, es que tenga factibilidad y llame la atención de las personas, para que aporten y formen parte de la iniciativa. Este sistema de financiamento, surge gracias a existencia de las redes sociales y la viralización del contenido, por lo que es esencial estar permanentemente promocionando las campañas para que obtengan buenos resultados.

Los pros del Crowdfunding:

  • Cada uno controla su proyecto y su desarrollo, incluyendo los costos, tiempos, entregas, visión creativa y de las interacciones de ejecución, de marketing y clientes.
  • Existe la oportunidad de probar y demostrar la popularidad del modelo al que se defiende, usando tan sólo prototipos de material o de pre-producción.
  • Uno puede probar el enfoque de marketing del producto.
  • Con el crowdfunding, si el  producto que presentas está en estrecha sintonía con el público objetivo, se puede exceder la meta de financiación. Hay campañas exitosas que han logrado un objetivo 8 veces mayor que el propuesto.(recaudar 10.000$ y han llegado 1. Millón de $)
  • Los proyectos bien desarrollados o con suerte, logran amplias contribuciones con sólo un buen discurso.
  • Si al principio no se obtiene el éxito deseado, no pierdes nada. Siempre se puede volver a intentarlo, con un plan nuevo.
  • Un beneficio inesperado es que a menudo se reciben consejos muy útiles
  • Los seguidores del proyecto, formaran parte del equipo de marketing y serán los promotores de la marca, ayudando a promover el proyecto entre sus amigos y contactos.

Los contras 

  • Es estresante, por lo general está lleno de subidas y bajadas inesperadas – incluso cuando tienen éxito. Es una montaña rusa de emociones.
  • Crear un proyecto exitoso de crowdfunding exige un tipo diferente de preparación porque estás llegando a los consumidores finales, no inversores profesionales. Esto puede requerir el conocimiento de marketing de consumo, redes sociales y técnicas de marketing social.
  • Te pones a ti mismo y tus ideas directamente en frente del público – y, posiblemente, en la línea de fuego.
  • El éxito requiere invertir esfuerzo incansable en las actuales campañas de marketing social, y constante auto-promoción, durante toda la duración de la campaña de recaudación de fondos.
  • Requiere mucha creatividad para generar interés en tu proyecto, y eso significa que estarás constantemente buscando nuevas maneras de dar a conocer, promover y llamar la atención hacia tu campaña.
  • No siempre funciona, por lo tanto deberías tener un plan B – y C, D, etc.
  • El crowdfunding requiere que un proyecto sea interesante a un número suficiente de personas con fuerza suficiente para motivarlos a participar con dinero.
  • Con este sistema, uno asume la responsabilidad de hacer frente a un conjunto más grande y potencialmente más diverso de colaboradores, que en los escenarios de inversión tradicionales. Todos ellos pueden tener diferentes expectativas y demandas.
  • Finalmente, no importa lo interesante que sea un proyecto, debes tener claro que vas a estar compitiendo contra otros proyectos. Y como el crowdfunding crece en popularidad y notoriedad,el panorama comercial será cada vez más competitivo.