Galletas de jengibre :)

Galletas de jengibre! 

galletas de jengibre

Bueno creo que los  que me seguís en mi pagina de Facebook, os habréis dado cuenta de lo mucho que me gusta la navidad, y no es que sea una loca de la navidad, pero tengo tanta ilusión cuando se acercan estas fechas, que simplemente no la puedo ocultar. Me gusta pensar en los regalos que hacer,planificar el menú navideño, las compras navideñas, decorar el árbol, me gusta mucho. 

El año pasado hice unas vanille cookies, pero este año quería probar algo que jamas había probado,como son  estas galletas tan típicas de la navidad, en algunos países como Polonia o América. Os dejo una curiosa historia que encontré del hombrecito de jengibre 🙂 

Hace  mucho tiempo, mientras preparaba la cena de Navidad, una mujer , que vivía en una cabaña en el campo, preparó la masa de las galletas de jengibre y formó con ella un  pequeño hombrecito. Cuando el  hombre llegó del campo, preguntó

-¿Qué tienes para cenar?

Y la mujer  respondió:

-¡Hice un delicioso hombrecito de galleta de jengibre!

Cuando abrió el horno para sacarlo, el hombrecito de jengibre saltó fuera,  trepó a la ventana, que estaba abierta, y se arrojó al jardín gritando:

-¡Yo soy el hombrecito galleta de jengibre y nadie me comerá!

Mientras corría por el campo, se cruzó con un cerdito gordo y sonrosado.

-¡Detente, detente! –gritó el cerdito.

-¿Para que me comas? No, no,  yo soy el hombrecito galleta de jengibre y nadie me comerá.

Y siguió corriendo y el cerdito fue tras él.

Más allá, se encontró con una vaca que dejó de pastar y le dijo:

-¡Detente, que necesito hablarte!

-¡Jamás! Yo soy el hombrecito galleta de  jengibre y nadie me comerá.

Después de mucho correr se encontró con un caballo, y gritó:

-¡Alto, alto, detente que necesito hablarte!

Pero recibió la misma respuesta de todos:

También el caballo  se sumó a sus perseguidores.

De tanto correr, llegó hasta un caudaloso río. Allí, bajo un gran árbol, descansaba el zorro. Desesperado y sin aliento, el hombrecito galleta de jengibre se detuvo.

-¡Un río, cómo podré cruzar para que no me alcancen!

El zorro lo miró con curiosidad, se rascó la panza y  sugirió:

-Si quieres, te subes a mi cola y yo te  cruzo hasta el otro lado del río.

¿Qué podía hacer? Siguiendo sus instrucciones, se montó en la cola y se echaron al río. Los perseguidores quedaron  enfadados  gritando en la ribera del río.

Poco más allá, la cola se hundía, unas gotas de agua lo salpicaron de modo que el hombrecito galleta de jengibre se subió al lomo del lobo.

-¡No, así pesas demasiado! –se quejó el lobo- Súbete a mi cabeza o nos ahogaremos.

El  hombrecito galleta de jengibre obedeció.

Al llegar a la otra orilla, el lobo salió del agua, sacudió su cabeza y el hombrecito galleta de jengibre resbaló. Cuando caía, el lobo lo atrapó con los dientes  con un gruñido de satisfacción. No dejó una miga.

Y este es el cuento  del hombrecito galleta de jengibre. 

como preparar estas deliciosas galletas.

Con amor! 

Necesitamos.

6 tazas de te de harina para repostería

1 cucharada de bicarbonato

1 cucharada de jengibre en polvo

1/2 cucharada de nuez moscada

1/2 cucharadita de clavo molido

1 cucharada de canela molida

1 taza de mantequilla

1 taza de de melaza

1 taza de de azúcar moreno ( lo ideal es que sea de herbolario) 

1/2 taza de agua (150 ml)

1 huevo

1 vaina de vainilla

Elaboración 

Tamizar juntos la harina, el bicarbonato, el jenjibre, la nuez moscada, el clavo y la canela. Reservar 

Derretir la mantequilla y reservar. Agregar a la melaza, el azucarmoreno , el agua, el huevo y la vainilla, hasta que se forme una masa homogénea

A continuación incorporar  poco a poco los ingredientes secos 

Dividir la masa en varias bolitas envolver en film de plástico y meter en la nevera para que la masa se asiente, de 1 a 3 horas.

Precalentar el horno a 195ºC (para que cuando abramos no se nos enfríe demasiado

Enharinar nuestra superficie de trabajo y con  un rodillo, extender la masa, pero que no quede demasiado fina, ya que las galletas se quedarían quebradizas. 

Hornear a 175ºC  entre 10 y 12 minutos.

Colocar sobre unas rejillas para que se enfríen! 

Decorar!!! Para el decorado utilice royal icing.

 

 

 

 

 

Anuncios

Tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s