purpleMNKY

dolcePrincesas de ojos impasibles que observan desde arriba a los visitantes. Detenido el tiempo, la luz de los primeros siglos del cristianismo queda atrapada en los mosaicos de basílicas bizantinas. Bizancio, que durante su larga historia perteneció unos cuantos siglos a Roma, es el tema al que recurren  Domenico Dolce y Stefano Gabbana en su última colección de otoño/invierno 2013/2014 presentada en la semana de la moda de Milán. ¿Previsible? Quizás ¿Moda convertida en arte? Sin duda alguna. 

En esta última colección los diseñadores han querido transportarnos a Rávena, concretamente a la iglesia de San Vital, uno de los corazones de la historia del primer cristianismo. Los estampados de los vestidos, bolsos y hasta plataformas de las cuñas, reproducían los mosaicos bizantinos del emperador Justiniano y su mujer Teodora. Se adornaban con joyas incrustadas y piedras preciosas. En las cabezas, coronas de oro y piedras preciosas que hacían juego con pendientes gigantes…

Ver la entrada original 113 palabras más

Anuncios

Tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s